Make your own free website on Tripod.com

Uno de los nombres más antiguos en armas cortas de repetición norteamericanas, la Colt, sigue funcionando en Hartford, Connecticut, EE.UU, pero por muy poco. En la actualidad es el tercer mayor fabricante de armas cortas americanas; pero la Colt sufrió recientemente una huelga de los trabajadores de su fábrica que duró un año y afectó tanto a la producción como a la calidad. Muchos de los revólveres más viejos, como el Diamondback, el Trooper, el Detective Special y el Agent han sido abandonados, no dejando más que dos revólveres de doble acción: el Python y el King Cobra, ambos en calibre .357 Magnum. El Python es un revólver caro y muy bueno para el tiro al blanco, del que la Colt proclama que es el mejor revólver de serie del mundo, lo que sin duda no dejará de ser discutido por una serie de fabricantes europeos de revólveres de tiro al blanco. El Cobra es un revólver barato, que se hace para la policía y para defensa personal.

Uno de los más famosos revólveres, el 1873 Single Action Army Model (el Peacemaker o "pacificador") se puede encontrar todavía en los calibres .44-40 y .45 Colt, a través del departamento de Encargo de Colt, que está especializado en pistolas conmemorativas, en pocos ejemplares y muy caros.