Make your own free website on Tripod.com

Esta Glock 19 ha sido modificada para disparar en ráfaga, dicha modificación es ilegal.

Ningún arma ha producido mayores polémicas acerca del control de armas que la Glock 17 y su versión compacta, la Glock 19, aunque generalmente nada de lo que se afirma de ella es cierto. No es invisible cuando se pasa a través de los detectores de rayos X., es más ni siquiera puede pasar a través de sencillos detectores de metales sinceros detectada y contrario a lo que la mayoría supone, no es totalmente plástica, es más, el 83% del peso de las Glock 17 y 19 corresponde al acero.

Podría decirse que la Glock 19 es la hermana menor y la Glock 17L la hermana mayor de la famosa Glock 17, siendo sus diferencias básicas la longitud del cañón y los compensadores en la boca del cañón de seis pulgadas de la 17 L. muy similar a ellas es la Glock 18 con la gran diferencia de que esta es una pistola totalmente automática que usa proveedores de 33 tiros.

La Glock 19 tiene una longitud total de 7.4 pulgadas, una altura de 4.64 pulgadas incluyendo las miras y un ancho de 1.18 pulgadas. La longitud del cañón es de cuatro pulgadas. O sea que la Glock 19 es media pulgada más corta en la Glock 17, y su peso entre 23 onzas con el proveedor vacío. Para mantener la confiabilidad en la operación del sistema de corto retroceso la masa de la corredera no se redujo. Con excepción de la corredera, el marco, el cañón, el bloque el seguro, el resorte de retroceso y la varilla guía, todos los otros componentes se pueden intercambiar entre los modelos 17 y 19, ambas pistolas poseen sólo 33 partes incluyendo el proveedor.

Cuando aparecieron las Glock lo único que tenían de convencional en el método de operación, su funcionamiento se basa en el retroceso, donde el cañón se asegura a la corredera con una sola pestaña y se prolonga hasta la abertura de expulsión, similar al mecanismo de las Sig-Sauer. Durante el desplazamiento por el retroceso el cañón se mueve hacia atrás aproximadamente tres milímetros hasta que la bala sale del cañón y la presión baja paulatinamente, separándose de la corredera y finalizando todo movimiento. La corredera continuos movimiento hacia atrás por inercia y continúa el ciclo de forma similar al sistema Browning.

Las Glock 19 al igual que su predecesoras, las Glock 17 no poseen martillo, ni un seguro para ser operado con el pulgar, ni palanca para desmontar, en cambio utilizan un sistema de gatillo llamado de acción segura, el cual consiste en un pequeño gatillo interno ubicado en el centro del gatillo normal, ambos fabricados de polímeros, este pequeño gatillo es aserrado en la Glock 19 y liso en la Glock 17, el gatillo principal no puede ser presionado mediante un contacto accidental por ejemplo con la chapuza, a menos que el gatillo interior sea presionado primero, el gatillo no puede ser presionado desde los lados, sólo desde el centro.

En la corredera se encuentra un seguro movido por un resorte que bloquea el movimiento hacia delante del percutor, se activa o desactiva según la posición del gatillo, cuando el gatillo se encuentra suelto o sea en posición adelantada, el resorte de la aguja percutora permanece ligeramente comprimido, cuando el gatillo se desplaza un centímetro hasta su primera etapa (con una presión de un kilo) donde la compresión total del resorte está casi completa, quitar el dedo del gatillo en este momento regresará el resorte de la aguja percutora a su estado parcialmente comprimido y completamente seguro, por el contrario, si se continúa ejerciendo presión sobre el gatillo mas allá de éste punto, el resorte llegará a su punto máximo de compresión, el mecanismo liberará la aguja que detonará el cartucho.