Make your own free website on Tripod.com

La fuerza de la Smith & Wesson está en el revólver de doble acción, en que se utilizan cuatro tamaños básicos de armadura para producir una gama de 29 modelos, en acero al carbono y acero inoxidable. Las variantes en cada modelo del tipo y longitud de cañón, del acabado y de la clase de empuñadura, ofrecen un abanico de más de 100 revólveres en siete calibres, desde el .22 Long Rifle al .45 Colt. La gama de pistolas es relativamente pequeña, con sólo II modelos en cuatro calibres: .22 LR, 9mm Luger, .38 Spl WC y .45 ACP.
Smith & Wesson 357 Magnum Model 627
Desgraciadamente, la Smith & Wesson no ha mejorado el diseño básico de sus revólveres en ochenta años y, mientras que es un placer tirar con un gatillo S&W bien ajustado, la práctica anacrónica de vaciar a máquina las muescas del cilindro sobre los alojamientos de los cartuchos en la parte más débil del cilindro, limita su potencial con la munición Magnum cargada a mano.

La Smith & Wesson fabricó los revólveres .357 Magnum y .44 Magnum originales sobre su armadura mayor: la "N"; en la actualidad, el .357 Magnum se hace sobre las armaduras medias, la "K" y la 'L".

Aunque la Smith & Wesson tiene un lugar significativo en la historia de Norteamérica y fabrica un gran número de armas cortas para el consumo estadounidense, la propiedad de la compañía se trasladó a Gran Bretaña en 1987, cuando FR. Tomltins compró la empresa a la Lear-Siegler Holdings por 112,5 millones de dólares. Los nuevos propietarios tratan de racionalizar la compañía, poniendo más énfasis en la gama de pistolas de calibre 9mm Luger, con objeto de que la Smith & Wesson esté mejor colocada para acudir a los concursos de contratación de pistolas semiautomáticas para los militares y la policía.