Make your own free website on Tripod.com

La mayor proliferación de fábricas de armas cortas, después de los Estados Unidos, se da en la antigua Alemania Occidental, cuya competencia en ingeniería y metalurgia es mundialmente respetada. Unas cuantas empresas de la preguerra han vuelto a iniciar la producción y también ha habido algunas ideas nuevas sobre el diseño de armas cortas nacidas en las nuevas fábricas.

En el continente europeo, el empuje mayor que se ha dado en el desarrollo de las armas cortas desde principios de siglo se ha aplicado a mejorar la pistola automática. Karl Walther, de Ulm, Alemania, adquirió fama mundial cuando desarrolló, en 1929, la primera pistola de doble acción, el modelo PP. La PP se podía llevar con seguridad con el martillo abatido sobre una recámara cargada, pero se podía también disparar instantáneamente con un primer disparo amartillado con el gatillo, como un revólver. M disparar, la pistola completaba el ciclo, alojando un nuevo cartucho en la recámara y dejando el martillo montado para los siguientes disparos de simple acción. Todavía se sigue haciendo en la actualidad la PP, lo mismo que otras pistolas de reglamento y deportivas en los calibres .22 LR, .32 Auto (7,65mm), .380 Auto (9mrnK) y 9mm Luger. Se fabrican también bajo licencia en los Estados Unidos y, lo mismo que ocurre con las armas cortas de Smith & Wesson y de Colt, se las copia en muchos otros países. La Walther produce también una pequeña gama de pistolas de tiro al blanco de gran calidad, en los calibres .22 LR, .22 Sh y .32 S&W Long; todas tienen la misma armadura, con lo que los equipos de conversión de calibre pueden acoplarse e intercambiarse fácilmente. El modelo EP de Walther es una pistola de un solo disparo de acción Martini, de calibre .22 LR, con un gatillo electrónico, para la disciplina internacional de tiro de Pistola Libre.